“Entusiasmo, trabajo y un sueño que se hace realidad”

Leonardo Leyes, es becado de “Soñamos Junto a Vos”, vive en la localidad de  Leandro N. Alem y se encarga de fabricar Pluviómetros, ya que en su pueblo las lluvias son frecuentes y este es un producto necesario. El joven tiene discapacidad auditiva, la cual no le impide llevar a cabo su proyecto.

Desde la Secretaría de Estado de la Juventud, Fernando Bertín Jefe de Área “Compromiso joven con el conocimiento” (Ciencia y Tecnología) había destacado este proyecto por la importancia que tiene este artefacto en la zona. Cuando se dieron las capacitaciones en San Francisco del Monte de Oro tuvo la oportunidad de conocer al joven, acompañado por Luis, su padre.

Leonardo trabaja en el desarrollo de pluviómetros que son instrumentos para medir la cantidad de agua que cae en un lugar y en un espacio de tiempo determinados; el líquido recogido por él se mide en litros o milímetros por metro cuadrado.

Luis Leyes, papá del becario se acercó a la secretaría a contarnos como avanza el proyecto de su hijo y obsequiarnos una muestra del producto que desarrolla.

Para Leo, esto no es solo una beca, sino más bien una manera de invertir en algo que le gusta. Además poder sentirse capaz de superarse, lo cual le abre nuevas oportunidades para demostrar que puede aprender y trabajar. Dijo su Padre en la visita a la secretearía.

Su incentivo a crear pluviómetros y veletas fue a raíz de que en su pueblo las lluvias son frecuentes y los habitantes no tienen medios para tomar las medidas de las precipitaciones. Las veletas se utilizan en zonas rurales, cuentan con un señalador que indica la dirección del viento y una cruz horizontal que indica los puntos cardinales.

Luego de tener varios pluviómetros listos serán entregados a los habitantes de la zona.

“Cuando se le dió la oportunidad de presentar un proyecto, lo ayudé y le di algunas opciones de lo que podía hacer, le gustó mucho la idea del pluviómetro y las veletas, lo presentamos, y el día que lo llamaron para decirle que lo habían aprobado se puso feliz”, comenta Luis, padre de Leo que lo guía en el desarrollo del proyecto.

Además agregó, “En Alem Leo es el único que tiene discapacidad auditiva, pero eso no le impide llegar a la gente, su proyecto es un poco difícil, pero es lo que más le gusta, pone sus propios desafíos y metas”.

“En lo que respecta a lo laboral, las personas sordas e hipoacúsicas son excluidas porque el oyente desconoce la lengua de la comunidad sorda y todo lo que ser sordo o hipoacúsico implica, esto hace que no haya o haya muy poca oferta laboral para ellos” Afirmó Maira Guiñazú, Licenciada en Fonoaudiología (M.P. 6052), dando su punto de vista desde su profesión.