Taller de danzas árabes en el Barrio Sucre

Una becaria de la Secretaria de la Juventud enseña danzas árabes en un merendero.

Sofía Mendoza tiene 19 años y un sueño que de a poco se hace realidad gracias a las Becas Soñamos Junto a Vos. Ella es profesora de danzas árabes, y luego de intentar un proyecto propio de enseñanza de baile que no prosperó, Sofía tuvo la posibilidad de anotarse y ser seleccionada para llevar adelante su escuela de danza gracias a las becas otorgadas por la Secretaria de la Juventud.

“Yo no me quería inscribir porque no sabía bien de que se trataba, pero una amiga me impulso. Me tomo por sorpresa, no tenía preparado nada. No me lo esperaba, habían tantas personas que nunca pensé que me iban a llamar”, comento Sofía.

Desde hace un mes y medio la joven da clases de danzas árabes en un merendero de su barrio, en la calle Marcelino Poblet y Sucre. El estudio se llama Arab Dance y participan 11 niñas que acuden tres veces por semana y ensayan a la vista de sus madres, quienes las esperan tomando mate y charlando, fortaleciendo los lazos entre vecinos.

“Tuvimos una presentación hace una semana en el Centro Cultural Puente Blanco. Fue emocionante ver a todas las nenas tan entusiasmada. Yo me especialicé en danzas árabes, y no tenía un lugar donde dar clases. Haberme animado y hoy estar en el merendero de Lilian es una puerta de entrada al barrio, a los chicos y es una oportunidad de poder desarrollarme en lo que tanto me he preparado. La recepción es buenísima, necesitamos más espacio porque cada vez son más alumnas.”

Lilian Fernández es la responsable del merendero “Sonrisas”, donde Sofía da clases. Al merendero asisten con regularidad 32 chicos del barrio. “Hacían falta estos lugares de reunión, estos espacios para que los chicos tengan oportunidades de conocerse y hacer algo cultural por ejemplo. Para que no estén en la calle sin hacer nada.”, dijo Lilian. Además agregó, “ahora los vecinos estamos más unidos, charlamos mas y nos conocemos mejor. Esto es una gran ayuda para el barrio. Estamos muy agradecidos al Gobernador y al Gobierno de la Provincia.”

Lilian concluyó diciendo: “Esto salió de un merendero y una chica que presentó una beca para cumplir su sueño. Tan simple y hermoso como eso.”